Ventilación chimeneas Hay 1 producto.

  • Tubo Simple
    Disponible
    Tubo simple normal para estufas

    Tubo simple para estufas disponible en diferentes series y diámetros.

    Tubo simple para estufas disponible en diferentes series y diámetros.

    Tubo simple para estufas disponible en diferentes series y diámetros.

    9,44 € IVA Inc.
    Añadir a la cesta Ver

Los sistemas de ventilación en las chimeneas son básicos a fin de que el humo no se cuele en el interior del hogar. Precisa de materiales exclusivos que podrás localizar en este apartado. Codos, cilindros, sombreretes. Todo lo preciso a fin de que tu chimenea sea segura y funcional.

 

El conducto de humos supone un aspecto de relevancia fundamental en el buen funcionamiento de las estufas de leña y cumple principalmente dos funciones:

 

- Evacuar los humos y gases sin riesgo fuera del hogar.

- Suministrar tiro suficiente en la estufa a fin de que el fuego se mantenga vivo.

 

Resulta indispensable que esté fabricado de forma perfecta y que sea sometido a operaciones de mantenimiento para preservarlo en buen estado (es aconsejable limpiarlo siempre y en todo momento antes del comienzo de la nueva temporada).

Una gran parte de los inconvenientes por mal funcionamiento de los aparatos se refieren únicamente a un tiro inapropiado resultado de una falta de mantenimiento y limpieza de los mismos. Aparatos que recién instalados funcionan correctamente y evacuaban el humo adecuadamente, si de una temporada para otra dejan de marchar bien, el problema casi siempre es debido a que los pájaros hayan hecho un nido, a que lugar de abrasar leña se hayan quemado revistas o bien bolsas de plásticos, que obstruyen el tubo, o aun que se haya puesto una lona metálica en el sombrerete exterior con la idea de que no entren pájaros en el tubo, y la misma lona ha acumulado hollín y se han cerrado los huecos por donde salía el humo cuando la tela metálica estaba limpia.

 

Los tubos para estufas de leña o bien chimeneas deben cumplir los próximos requisitos para el adecuado funcionamiento del aparato:

- La sección interior ha de ser circular.

- Estar térmicamente apartado, bien por la obra dentro del hogar y en el exterior de la misma, y en caso de que en el exterior de la vivienda.

- Como norma general los tubos no deben presentar estrangulamientos (reducciones o bien ampliaciones) y tener una estructura vertical con desviaciones no superiores a 45º (siempre y cuando sea posible el cilindro se tiene que poner recto y como máximo con dos de 45º). No es conveniente colocar el cilindro en horizontal recostado por encima de una estancia con la idea de que el calor que desprende ese tubo caliente la habitación, puesto que el cilindro al estar acostado provoca que se acumule el hollín y que el humo pierda velocidad con inconvenientes muy probables de revoco o bien condensación.

 

- Si el cilindro se ha empleado previamente, debe estar limpio.

- Si el tubo termina en un cañón de chimenea de obra, entubar exactamente el mismo hasta el final del cañón de ladrillo y tapar los huecos que quedan entre el cilindro circular y el recubrimiento de ladrillos. Nos hemos encontrado en muchas ocasiones, que en obras nuevas los constructores sólo entuban hasta ras de la teja, y dejan la salida de humos libre al interior del cañón de ladrillos, con lo que debido al cambio de sección del tubo, y a que a dichos ladrillos no le llega el calor del aparato por inducción a través del tubo, se acumula el humo, se enfría cogiendo peso, y produce inconvenientes de revoco del mismo.

 

 

- No hay que usar jamás exactamente el mismo conducto de humos para varios aparatos. Cada aparato que se |ponga tiene que tener su salida de cilindros de chimenea independiente uno del otro, y si por localización de exactamente los mismos quedasen las salidas muy próximas unas de otras, es recomendado el poner una más alta que otra, |puesto que ocurre frecuentemente de manera que el humo que sale el humero de una chimenea, se reintroduce a la casa por el tubo que está próximo al mismo.

 

El tiro del conducto de humos  asimismo depende de la idoneidad del sombrerete. Por  consiguiente es  imprescindible que, si está construida de manera artesanal, la sección de salida sea más de un par de veces la sección interior del humero.

- El conducto de humos apropiadamente apartado de materiales inflamables o combustibles o bien un intersticio de aire, quedando prohibido hacer deambular por el interior tuberías de instalaciones o canales de abducción de aire.

- Queda prohibido también hacer aberturas móviles o bien fijas en exactamente el mismo para la conexión del ulteriores aparatos diferentes.

- Lo que acostumbran a recomendar casi todos los fabricantes en la instalación de estufas de leña o chimeneas de leña, es que la cantidad de tubos de chimenea instalados, ronde entre los 3,5 metros de tubo y los cinco metros, que supere la medianero del tejado, y quede terminado por un sombrerete o sombrero de chimenea (preferentemente antirrevoco o bien giratorio).

 

El sombrerete debe cumplir los requisitos siguientes:

- Tener una sección interior igual a la de la chimenea.

- Tener una sección útil de salida, doble de la interior del humero.

- Estar construido de de forma que impida la penetración en el humero de lluvia, nieve y cualquier cuerpo ajeno.

- Ser sencillamente inspeccionable, para las operaciones de mantenimiento y limpieza que procedan.

Siempre el tejado y la chimenea deberá asegurar la descarga aun en presencia de viento.