Cómo ahorrar luz. Ventajas de las estufas de pellets

Publicado el 24/03/2014

  • Cómo ahorrar luz. Ventajas de las estufas de pellets

Es evidente que invierno, sobre todo en aquellas ciudades donde más las temperaturas descienden, es necesario hacer uso de la calefacción para poder caldear la casa y poder soportar el frío. El problema es que la calefacción eléctrica puede acabar incrementando nuestra factura considerablemente, lo cual puede suponer un importante varapalo para nuestra economía durante esos meses. Sobre todo con las constantes subidas de la luz que se han producido en los últimos meses.

No obstante, debes saber que existen otras alternativas que pueden resultar muy económicas como por ejemplo las estufas de pellets que utilizan la energía de la biomasa como combustible, con lo cual se trata además de una calefacción mucho más natural. El pellet está elaborado a base de serrín en forma de cilindro y suele venderse en bolsas o sacos que deben mantenerse en un lugar seco para evitar que la combustión sea más lenta y acabes ahumando toda la casa.

En cualquier caso, las estufas de pellets cuentan con multitud de ventajas ya que además del ahorro energético que supone, posee un gran poder calorífico y sus emisiones de CO2 son prácticamente escasas al utilizar una forma de alimentación completamente natural. Además el pellet es mucho más barato que otros combustibles como el propano, el butano, el gasóleo o la electricidad. Con la ventaja de que su precio suele ser más o menos estable con lo cual no se ve afectado por el incremento de su coste como por ejemplo el gas, el petróleo o la electricidad.

Por otro lado, cabe destacar que una estufa de pellet resulta mucho más segura que cualquier otro tipo de calefacción ya que no existe riesgo de explosión ni para la salud en caso de fuga o vertido. Es por ello que aporta también una dosis de tranquilidad para tu hogar.

Sin olvidar que el funcionamiento de este tipo de estufas se encuentra totalmente automatizado, recuperando el calor residual del humo para generar más calefacción, lo cual resulta muy cómodo, y que no deja olor en la ropa como la chimenea tradicional.

Por último decir que su limpieza resulta de lo más sencillo ya que no requiere de mucho mantenimiento. Únicamente debes retirar las cenizas adheridas al quemador, la cámara de combustión, el contenedor de cenias y los tubos de gases de escape. Lo cual puede hacerse en verano para evitar quedarte sin calefacción.

Artículos Relacionados

Comentarios

Ningún cliente comenta por el momento.

Añadir un comentario