Hogar calido en este frío invierno

Publicado el 30/01/2017

  • Hogar calido en este frío invierno

Para calentar la casa en invierno, necesitas una buena estufa de leña ó chimenea, instalada correctamente para un buen funcionamiento. Las estufas de leña son funcionales, con una buena relación potencia y rendimiento.

Las estufas de leñas pueden calentar  tu hogar perfectamente, si la vivienda es grande puede ser un buen complemento, para ayudarnos a ahorrar dinero de la factura de calefacción.

Para una correcta elección, debemos de contemplar y dar gran importancia a los requisitos necesarios para su instalación, la potencia calórica para calentar tu hogar, es muy importante. Las dimensiones del calefactor, dependerá la potencia calorífica con la que trabajara la estufa de leña.

La potencia calórica y el rendimiento tienen que estar acorde con el tamaño y el aislamiento de su hogar. No debemos elegir un modelo el cual, solo nos atraiga su estética, ya que funcionalmente, el modelo no cumplirá con el rendimiento que exigimos.

Las estufas de leña, tienen incorporadas unos ventiladores que mejoran el rendimiento, distribuye de una forma rápida el calor por toda la zona, además puede incluso calentar todo una planta si mantenemos la puerta de la estancia abierta.

El funcionamiento de la calefacción de la estufa está relacionado con la gestión del flujo de aire en la cámara de combustión. Una estufa con dos entradas de aire primario, el aire y el aire secundario ayuda a quemar la madera, por lo que para tener un mejor rendimiento.

También podrías cocinar con estufa de leña, estas cuentan con un diseño en su parte superior con cristal, para poder ver durante el tiempo de cocción a los alimentos. La estufa de leña cuenta con una cámara de combustión que posee su propia puerta para aguantar el calor.

 

Estufas de leña

 

La leña es el combustible que por combustión va a generar el calor, que calentaré la estancia.

Debemos de utilizar una madera seca, para que nos garanticen una combustión lenta, así conseguimos un mejor rendimiento de nuestra estufa. Hay que evitar las maderas tratadas con materiales químicos o que hayan sido pintadas o barnizadas.

La madera blanca, como la encina o el roble, se consideran madera muy prietas, con lo que consigue una mayor densidad y un mejor rendimiento.

Por el contrario la madera dura, procedente de pinos, abetos que son de menor densidad, por lo que tienen un menor rendimiento calórico.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es su mantenimiento, para que la estufa funcione correctamente. Recomendamos prestar atención al tubo de evacuación, ya que debe estar siempre limpio, su suciedad dificultará la evacuación de humo.

Con un buen mantenimiento, tendrás un mejor rendimiento, que alargara la vida de tu estufa de leña, y mantendrás un hogar cálido durante el frío invierno. 

Comentarios

Ningún cliente comenta por el momento.

Añadir un comentario