Prepara tus muebles de madera para el duro Invierno

Publicado el 11/10/2016

  • Prepara tus muebles de madera para el duro Invierno

Llego el otoño, anticipémonos a la época de frío, lluvia y humedad. Con la bajada de temperatura, llega la hora de preparar nuestro jardín para el invierno. Los muebles de madera son una parte importante, hemos disfrutado de ellos largas tardes de verano, buenos ratos, en buena compañía.

Su mantenimiento en esta época ha sido básico. El sol, muy agresivo este año, es un enemigo de nuestros muebles de madera, que sufren con los luz solar y acaban perdiendo el color y agrietándose. Los muebles de madera pierden su aspecto natural y van adquiriendo un tono grisáceo.

También en invierno la humedad, la niebla y la nieve, son perjudiciales para la madera de exterior porque favorecen las condiciones para el desarrollo de hongos e insectos.

La madera acaba pudriéndose si está constantemente húmeda, por eso, cuando tenemos elementos de este material al aire libre, necesitamos protegerlos eficazmente contra la humedad, para que sigan luciendo como nuevos la próxima primavera.

Esto se puede evitar. Te aconsejamos guardar los muebles en una caseta, garaje o trastero, siempre y cuando no los vayamos a usar durante el invierno. En el caso de que los vayamos a utilizar, ya que en la zona donde vivimos el invierno no es excesivamente duro, trataremos de dejarlos en una zona cubierta, donde la lluvia no los alcance directamente, protegiéndolos con un plástico. Esto es fundamental si tus muebles son de fibras naturales como el mimbre o el rattán natural que son materiales bastante delicados.

 

muebles de jardín

 

Así pues, debemos preparar nuestras maderas expuestas al exterior, especialmente los muebles de madera del jardín o terraza, para que puedan soportar la humedad del otoño y el frío invierno y sigan luciendo como nuevos la próxima primavera.

Estos son los pasos a seguir para preparar la madera para el invierno:

- Primero hay que limpiarlos, quitar polvo y manchas.
- Lo siguiente es revisar bien por si necesitan alguna pequeña reparación.
- A continuación, aplicaremos un aceite o lasur, en función del tipo de madera a tratar, hay diferentes tipos en el mercado.

Para proteger los muebles de madera que están en el exterior, hay que utilizar aceites, que impregnan la madera, la nutren y protege. El aceite crea una impermeabilización que repele el agua y, además, proporciona un bonito tono oscuro al elemento de madera.

Su aplicación es muy sencilla. Con brocha, dejando un tiempo entre capa y capa para que las fibras absorban bien el producto.

Este tipo de aceite es ideal para muebles de exterior de maderas tropicales que necesitan ser protegidos pero también embellecidos, ya que el acabado al aceite proporciona una superficie satinada, suave al tacto, muy agradable.

Con estos productos, la madera obtiene un tratamiento decorativo pero, a diferencia de los barnices y pinturas, no cierran los poros y penetran en el material.

Comentarios

Ningún cliente comenta por el momento.

Añadir un comentario