Aspectos importantes sobre los suelos vinílicos

Publicado el 26/05/2015

  • Aspectos importantes sobre los suelos vinílicos

Los suelos vinílicos o PVC, como también son conocidos, están otra vez de moda y cada vez son más personas las que deciden instalar este fantástico pavimento, no solo en el hogar sino en establecimientos comerciales y también en lugares como bibliotecas, hospitales y muchos otros rincones donde hay un gran tráfico de personas durante todo el día. Fueron muy populares durante la década de los años 60 y 70 así como los primeros años de los 80 y era raro no encontrarse un hogar en España que no tuviese esta clase de suelos, sobre todo porque eran muy económicos y fáciles de instalar, aunque sus diseños no eran nada bonitos, sobre todo si los comparamos con los que hay hoy en día.

Son muy fáciles de instalar y gracias a la tecnología se ha conseguido un gran número de propuestas diferentes, con formidables imitaciones de piedra, madera, baldosas, mosaicos, etc., lo que hace que sea una gran opción para dar un cambio radical a cualquier estancia de la casa.

En el mercado podemos encontrar varios modelos diferentes, aquellos en los que tenemos que emplear un agente adhesivo como puede ser la resina epoxi para pegarlo al suelo o aquellos que tienen una banda adhesiva para pegar directamente sobre el suelo.

En esta entrada vamos a quedarnos con éste último modelo y para la colocación de los suelos vinílicos adhesivos, además del propio vinilo, necesitaremos un metro para tomar medidas, una escuadra en forma de T para apoyar el cutter o la cuchilla para poder realizar el corte correctamente.

Antes de comenzar a pegar los suelos vinílicos hay que asegurarse de que el subsuelo está completamente limpio, por lo que hay que aspirar o barrer, después fregar y dejar que se seque completamente hasta que podamos comenzar el proceso de pegado.

 

Aspectos importantes a tener en cuenta para los suelos de vinilo 

 

En caso de que el subsuelo donde vayamos a colocar el vinilo habrá que reparar las grietas con alguna de las muchas pastas o morteros que podemos encontrar en el mercado; de lo contrario estas grietas acabarán marcando los suelos vinílicos con el paso del tiempo. Lo mismo ocurre si queremos colocar este suelo sobre baldosas para poder nivelarlas todas correctamente y que el suelo de vinilo no se vea afectado con el paso del tiempo.

Para comenzar la colocación de los suelos vinílicos hay que hacerlo desde el lado más largo de la pared de la estancia donde quieran ponerse estos suelos, aunque si se tiene alguna duda lo mejor es preguntar al vendedor o leer las indicaciones que haga el fabricante.

 

 

A pesar de que sus precios son mucho más asequibles que pavimentos de madera o cerámica por ejemplo, no hay que dejarse llevar por esta característica porque verdaderamente son muy resistentes y ofrecen unas excelentes características que poco o nada tienen que envidiar a otros suelos, ofreciendo resistencia, durabilidad, la posibilidad de crear un ambiente mucho más cálido y acogedor y un precio verdaderamente asequible, razones que hacen que poca gente pueda resistirse a cambiar el suelo de su casa.

Comentarios

Ningún cliente comenta por el momento.

Añadir un comentario