Algunos consejos sobre cómo pintar azulejos

Publicado el 14/05/2015

  • Algunos consejos sobre cómo pintar azulejos

Prácticamente en cualquier casa de hoy en día podemos encontrar azulejos y aunque en muchas de ellas predominen los azulejos de color blanco, actualmente podemos encontrarnos con muchas otras  variedades de colores que hacen mucho más agradable cualquier estancia, independientemente de cuál sea, baño, cocina, terraza, etc.

La pintura para azulejos es una de las alternativas que tenemos para acabar con los clásicos azulejos de color blanco y darle el aspecto que queramos en cualquier momento, pudiendo adaptar la gama cromática a la estética o línea decorativa con la que cuenta nuestro hogar y con lo que nos ahorraremos tener que cambiar los azulejos de cualquier lugar de la casa, con el consiguiente gasto que ello conlleva.

De esta forma, con la pintura para azulejos se acabará con el aspecto tradicional de los rincones más aburridos de una casa, como puede ser el baño, donde muchos de ellos son de color blanco y nunca está de más darle un toque de color y armonizar más la estancia y hacerla mucho más agradable.

Se pueden seguir diferentes ejemplos que podemos encontrar en webs especializadas, seguir el consejo de un especialista o por ejemplo contratar a un profesional que haga cambiar completamente la estancia de nuestro hogar utilizando simplemente una buena pintura para azulejos. Se pueden pintar todos o unos cuantos, de un mismo color o con alguna clase de degradado, siempre dependiendo de la capacidad creativa del especialista en cuestión.

 


Consejos para aplicar bien la pintura para azulejos

Es muy importante que antes de comenzar a trabajar con la pintura para azulejos hay que cubrir toda la superficie donde se vaya a trabajar. Por ejemplo, si es en el baño, hay que cubrir el suelo, pero también muebles y sanitarios entre otros, con lo que evitaremos cualquier posible daño.

Cuando hayamos protegido todo con plásticos o papeles, hay que limpiar bien los azulejos, para ello se puede utilizar un disolvente de calidad, algo que podremos adquirir en la misma tienda o superficie especializada donde se haya adquirido la pintura para azulejos. Hay que limpiarlos correctamente, donde se recomienda un paño que no deje residuos. Y después secarlo todo completamente con un paño seco.

No debemos dejar de leer las instrucciones de la pintura para azulejos, porque cada una cuenta con un tiempo diferente de secado. Si se quieren pintar todos los azulejos no deberíamos tener problema pero si solo queremos pintar unos cuantos, hay que utilizar cinta de carrocero y proteger aquellos que queramos que se queden como están o que queremos pintar en otro color.

 

 

Comenzaremos removiendo bien la pintura y cuando esté completamente revuelta hay que usar una brocha pequeña para los laterales y para la zona central un rodillo pequeño, cubriendo bien todo el azulejo pero controlando que no haya exceso de pintura. Cuando tengamos todos los azulejos pintados tendremos que dejarlos secar durante un día y después darles otra segunda mano de pintura, esperar otro día para que los azulejos queden completamente secos y lo único que quedará será quitar la cinta de carrocero y los plásticos de protección contra gotas de pintura y ya se podrá disfrutar de la nueva estética de la estancia.

Comentarios

Ningún cliente comenta por el momento.

Añadir un comentario