Barbacoa de gas o carbón ¿Cuál es la mejor opción?

Publicado el 16/04/2015

  • Barbacoa de gas o carbón ¿Cuál es la mejor opción?

La cocina con barbacoa es comúnmente conocida por muchos pero suele existir un desconocimiento actualizado acerca de los tipos de barbacoa existentes y su funcionamiento. En el caso que nos aborda vamos a conocer un poco más acerca de las barbacoas de gas y las barbacoas de carbón, conociendo las ventajas e inconvenientes que pueden aportarnos cada una de ellas.

Las barbacoas de carbón son el modelo más clásico que podemos encontrar dentro de la historia de la barbacoa. La cocción de los alimentos, en este caso, se basa en la preparación de brasas de carbón las cuales permiten que la parrilla se caliente y cocinan el alimento de manera lenta y efectiva.

Por otro lado, las barbacoas de gas suponen un paso adelante en busca de la mejora dentro de la cocina con barbacoa. En este caso, estas barbacoas utilizan el gas como combustible de manera que, utilizando una fuente de calor adecuada podremos encenderlas y producir el calentamiento de la parrilla para, posteriormente, cocinar los alimentos.

 

Y bien, ahora que conocemos un poco más acerca de estos dos tipos de barbacoa lleva el momento de plantearnos ¿Cuál es la mejor opción?

Barbacoa de gas Vs Barbacoa de carbón

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, determinar cuál es la mejor opción dependerá en parte de los criterios a los cuales hagamos alusión y de la importancia que tengan las distintas variables para cada uno de nosotros (dado que nuestras necesidades o situaciones no son iguales en todos los casos).

Las barbacoas de gas presentan la ventaja de ser mucho más limpias a la hora de usarlas además de ser más rápidas. Ello se debe a que no necesitamos estar creando unas brasas previas mediante la combustión del carbón, lo cual simplifica el proceso y reduce la emisión de humo al igual que la suciedad que se produce al utilizar carbón. Sin embargo, al tener que contar con un depósito para combustible, los modelos de barbacoas de gas suelen resultar mucho más aparatosos de manera que su manejo resulta bastante más complejo y no se pueden mover de manera sencilla.

Por otro lado, las barbacoas más clásicas basadas en el uso de carbón cuentan con las desventajas de resultar más sucias y generar más humo. Además, el tiempo de preparación de la barbacoa es mucho mayor de manera que no podemos cocinar el alimento de una manera tan inmediata como lo haríamos en una barbacoa de tipo eléctrico. Sin embargo este tipo de barbacoas resultan mucho más manejables debido a que, la mayor parte de modelos que podemos encontrar en el mercado, tienen un tamaño pequeño y pueden moverse desplazándolas a diversos lugares de nuestro hogar.

Además, el sistema de desmontaje de este tipo de barbacoas suele ser bastante sencillo de manera que, a pesar de que se ensucien más, podemos limpiarlas de manera sencilla y rápida procediendo a su desmontaje.

 

 

Como veis, ambas opciones tienen tanto ventajas como desventajas de manera que tendremos que valorar cual es el producto que mejor se adapta a nosotros teniendo en cuenta el uso que le vamos a dar y el coste que estamos dispuestos a pagar.

Comentarios

Ningún cliente comenta por el momento.

Añadir un comentario