Todo lo que tienes que saber sobre los suelos laminados

Publicado el 09/03/2015

  • Todo lo que tienes que saber sobre los suelos laminados

Los suelos laminados, son un revestimiento para suelos en formato de lamas de muy diversas medidas. El ejemplo más común es de19 cm de ancho por 120 cm de largo. Los encontramos en diferentes espesores, 6, 7, 8, 10 y12 mm. El suelo laminado, se compone de 4 capas.

1- La primera es la capa de uso, es una película compuesta de una resina de melanina transparente que le aporta resistencia al desgaste y a los arañazos. Según su uso, existen diferentes categorías: ac3 para uso residencial o en viviendas, o ac4, 5, y 6 para uso comercial o de tráfico intenso.

2- La segunda lámina del suelo laminado es el decores, una hoja de papel sometida a una impresión de altísima calidad, que le confiere una gran resistencia al paso del tiempo y al deterioro. Sus acabados pueden ser en maderas, cerámicas, diseños o personalizados.

3- La tercera capa es el cuerpo de la lámina. Aquí se determinará la calidad del suelo laminado dependiendo de su densidad. A mayor espesor, además , mayor reducción a sonidos de tránsito y mejor comportamiento a la humedad. Está compuesto de fibra de madera y resinas. A mayor presión en la producción, mejor será su estabilidad con el paso del tiempo. Finalmente en este tablero, es donde realizaremos el fresado para conectar una lama con otra, normalmente, con un sistema de clics sin cola.

4- La cuarta capa es un papel denominado contrabalanceo, cuya función es garantizar la estabilidad y rectitud de cada lama.

Resulta recomendable utilizar un subsuelo de latex, caucho o corcho de2 a3mm para obtener mejores resultados de absorción acústica y una mejor nivelación de los suelos.

Tras la fabricación, cada suelo obtiene una clasificación de uso general, dependiendo de la nota que haya obtenido cada una de las 4 láminas a las pruebas sometidas en diferentes ámbitos. Hinchazón del tablero por inmersión en agua, resistencia a la quemadura de cigarrillos, resistencia a los rayos ultravioleta o resistencia al roce de ruedas e impactos, son algunas de estas pruebas. Finalmente, se obtiene una clasificación de uso según la norma europea que dividirá el suelo en 2 grupos: De uso general doméstico 23(en pantalla: ac3), y de uso comercial 32 (en pantalla: ac4,5,6).

Una vez comprado, es recomendable dejar el suelo laminado durante 24 o 48 horas en la estancia donde será instalado para que se adapte a la temperatura.

Para realizar correctamente la instalación del suelo laminado necesitaremos:

- Suelos laminado
- Subsuelo
- Suelo radiante ( opcional)
- Rodapié ( zocalo)
- Perfil acabado
- Perfil adaptación +
- Perfil dilatación.
- Junquillo
- Perfil escalón
- Herramientas ( kit instalación ) metro, sierra calar, caja ingletadora, martillo, lápiz

Un punto vital en los suelos laminados es su mantenimiento. De ello dependerá que la vida de nuestro suelo se prolongue más de un 30%.

A diario, es ideal la limpieza con mopa en seco o aspiración. Para la limpieza y desinfección es importante usar el producto recomendado por el fabricante como aditivo a medio cubo de agua tibia y usar una fregona muy escurrida.

Por último, recomendamos usar protectores en las patas de los muebles, de forma que evitaremos arañazos innecesarios a nuestro suelo.

Si en algún momento fuera necesario sustituir una o varias lamas, es posible desmontar el suelo quitando, primero el rodapiés y desmontando posteriormente desde la puerta de acceso levantando el suelo laminado para sustituir la parte dañada y volver a colocarlo una vez cambiado. Es posible realizar esta acción hasta 3 veces con los suelos laminados con sistema de clic.

Comentarios

Ningún cliente comenta por el momento.

Añadir un comentario