Suelo radiante No hay productos.

¿Cómo es un suelo radiante?

 

Todo el suelo es una superficie de radiación.

El suelo brillante se acerca a la distribución ideal de la temperatura.

Es un sistema de calefacción de baja temperatura.

Por la lenta subida del calor es ideal en locales con techos altos. El resto de los sistemas deposita el calor en los techos.

Sin corrientes de aire por convección de radiadores o bien por conductos de aire acondicionado. Mayor bienestar para personas con alergias o bien dificultades respiratorias.

El suelo radiante ahorra espacio y mejora la estética, sin radiadores o cañerías.

 

Ventajas de un suelo radiante eléctrico

 

No requiere caldera, sin combustión, ni residuos, ni humos u olores, ni lugar para almacenar el combustible, no contamina el ambiente, totalmente silencioso.

La instalación es mucho más asequible y económica.

Vida más larga que los aparatos con agua caliente.

Sin peligro de fugas de agua.

Rendimiento muy elevado, aprovecha prácticamente toda la energía eléctrica que se consume.

Requiere muy poco mantenimiento.

Es más apropiado para instalar en suelos ya existentes.

No altera la humedad del entorno y sí suprime la humedad del suelo.

El suelo radiante eléctrico es recomendado para suelos laminado o de parquet.

 

Ventajas del suelo radiante eléctrico THERMO LÁMINA

 

Es el más fácil y rápido de instalar tanto en obra nueva como en renovación.

Único sistema que se coloca en continuo, una sola pieza y una sola toma de corriente por habitación, sin conexiones ni acoplamientos.

El consumo de un suelo radiante es muy inferior a otros sistemas, a veinte grados  ahorro del quince al 20  por ciento.

Con 0.20 milímetros de espesor no trastorna la estructura de los suelos, ideal en renovación.

Puede resistir una presión de dos mil kilogramos por metros cuadrado.

El suelo radiante se coloca bajo cualquier sistema de solado, tarima, microcemento, gres, terrazo, mármol, moqueta...

En cuartos de baño u otras habitaciones se puede acrecentar su potencia colocando 2 láminas superpuestas.

Muy simple de sectorizar, racionalizando el consumo de energía.

Vida más larga que otros sistemas eléctricos, puesto que el metal Nichrone no se degrada, y dura indefinidamente.

Tiene una garantía de quince años. No requiere ningún mantenimiento.

La lámina eléctrica THERMO LÁMINA consta de:

2 circuitos conductores de cobre, aislados, de 15 mm de ancho.

Resistencia de Nichrone.

Todo apartado entre dos láminas de polietileno y poliéster de 55 cm de ancho.

Termostato.

Algunas características técnicas:

Tensión y frecuencia de alimentación: doscientos veinte-230V - 50/60Hz

Potencia: 120Wm3. Con el termostato de seguridad y de ahorro de consumo, el calentador marcha automáticamente por ciclos de apagado y encendido.

Medida de la lámina:0.55 metros de ancho, en rollos de cinco a veinticinco m3, envasado en cajas individuales de 1 rollo.

0.20 milímetros, incluidos los aislantes.

Peso de la lámina: 0.20 milímetros, incluyendo los aislantes.

Presión que puede aguantar la lámina: 2000 kilos por metro cuadrado.